InicioLa Paz

Homenaje al entrenador de fútbol Chuchín Cruz Sánchez

La Paz Baja California Sur – El gran Jesús Antonio Cruz Sánchez, nació un 21 de febrero de 1963, un apasionado por el fútbol y quien consolidó un capítulo de oro en el balompié sudcaliforniano, llegó a muchos jóvenes a través de uno de los deportes mas populares del país, tras su partida en 2017 muchos de sus jugadores de diversas generaciones lo recuerdan con júbilo. El pasado 2 de junio se le rindió homenaje en la cancha de la Escuela de Cultura Física.

Jesús Antonio, hijo de José Antonio Cruz Huerta y María de los Ángeles Sánchez Cordero fue una persona con carácter y determinación, tiempo mas tarde casado con la Sra. Gabriela Flores con quien procreó tres hijas: Libertad Belén Cruz Flores, Isabel Alejandra Cruz Flores y Andrea Estibaliz Cruz Flores.

Esta historia dentro del deporte, comenzó en el año de 1982, cuando se integra de lleno al deporte de sus amores como director técnico, muchos recuerdan a Jesús Antonio con el apodo del “Gordo o Chuchín”, además lo inmortalizó su peculiaridad puntualidad y sus arribos a los campos de fútbol con un emblemático pick up Ford amarillo canario de los años sesentas.

El dedico al fútbol tres décadas y medias, demostrando su entrega y profesionalismo que invertía en lo que realizaba, quizá sin saber el impacto que tenía entre la juventud, quienes se forjaban poco a poco a la vida a través del deporte y las enseñanzas de aquel entrenador. Lo caracterizaba el que siempre impulsaba a los niños inquietos por una pelota, a quienes transmitía su experiencia y con base a entrenamientos rigurosos los convertía en las figuras de los torneos locales.

Fue una persona con buen sentido del humor, aunque estricto a la hora de competir con el rival, pero en sus momentos de “carrilla” fue creador de algunos apodos como el sapa, el bitache, el jaiba y muchos otros que se hicieron al calor de la amistad.

Campo de GUM en los 90’s, ahora campo ESCUFI

Los gritos  de regaño que dejaba en el campo infundado, no eran tomados de mala manera o personal, pues eran los gritos de la estrategia para llegar al triunfo, finalizando los encuentros siempre hubo momento de esparcimiento y era el tiempo de subirse al carro y encaminarse al al festejo; playa o una reunión, siempre hubo recompensa, platican sus jugadores.

Jesús Antonio se hizo en la cancha, pero también el ser profesional era un punto importante, por ello se preparaba con interminables cursos de educación y activación física, también se recuerda las diversas ocasiones que dirigió a la selección de Baja California Sur. En lo personal uno de sus grandes orgullos era el desarrollo académico que le heredo a su hija mayor, Liberta de Belén Cruz Flores, quien se graduó en la licenciatura en activación física del Escufi.

En su homenaje se pudo sentir la lealtad y agradecimiento en su memoria, se dieron cita jóvenes, amigos y alumnos que tuvieron el privilegio de conocer a un gran personaje. Explican se detuvo el tiempo para muchos de ellos y se recordó con mucha alegría a Chuchin.

Inevitables fueron las lágrimas de agradecimiento, de complicidad, de historias que se comentaron y que se concedieron por el devenir del tiempo.

Algunos de los presentes señalaron; “Queremos que el nombre del Chuchin siga vivo siempre, así como vive en el pensamiento y corazón de cada uno de nosotros, aun año de partida seguirás siendo nuestro gordo. Por siempre Chuchin, vivirás en nuestros corazones, y estarás en el corazón del campo de fútbol”.

Anterior post

El ciclismo de BCS hace historia en la Olimpiada Nacional 2018

Siguiente post

Promociones Baja Sur presenta; Decisión Final

BCSPORT.MX

BCSPORT.MX

BCSPORT.MX